miércoles, 10 de enero de 2018

La música del cine y nuestras vidas (reeditado)

Desde que era pequeña y vi mis primeras películas, comencé a crear una banda sonora para mi vida. Estoy segura que no soy la única en haberlo hecho y hacerlo aún hoy. Es algo muy simple, estás triste y suena una canción en la radio que parece  describir todo por lo que estás pasando, suena Rock duro y te imaginas en una pelea de Artes marciales o una persecución policial. Yo, desde mi adolescencia, relaciono «The first cut is the deepest» de Rod Stewart con un coche con olor a viejo que hace tiempo que mi padre cambió, una ventanilla empañada por el frío exterior y las lluvias de invierno, una mano dibujando sobre el cristal, y la sensación de pena y nostalgia que me envargó en aquella travesía en la que por fín acepté que mi primer amor no era correspondido. Tal vez vosotros no tengáis recuerdos tan dramáticos asociados a canciones, pero estoy segura que hay varias a las que recurría en ciertos momentos, que os llevan devuelta a ciertas épocas u os acompañan en momentos difíciles. Si queréis, podéis compartir vuestras propias anécdotas en los comentarios de abajo. Estaré encantada de leerlas.

El caso es que todos tenemos bandas sonoras para nuestras vidas, aunque a menudo aparezcan de forma subliminal. Ya sea en un anuncio, cuando la escuchamos en la radio, el teléfono o el MP3/IPod, ya sea en el metro, en un concierto, en un bar, o simplemente cuando comenzamos a cantar en la ducha o mientras cocinamos. A menudo ni nos damos cuenta de cómo una canción puede predisponernos o influenciar nuestro estado de ánimo. Y sin embargo, lo hace.
Del mismo modo, en el cine, la música de fondo tiene un efecto increíble en el espectador.
Por eso mismo he querido aquí enumerar algunos grandes éxitos de la música en el cine. Espero que este tema os interese tanto como a mí.

Una pequeña advertencia: No voy a mencionar aquí musicales (que ya de por sí dependen de sus canciones), ni voy a hacer un listado de bandas sonoras ganadoras o nominadas a los Óscar. Tampoco hablaré de canciones de Disney, por mucho que me entusiasmen Phil Collins, Elton John o ver a un crustáceo con acento jamaicano cantando al son de unas sardinas. Me dedicaré únicamente a mencionar títulos y autores que para mí han marcado un momento determinado en las películas.

Por una parte, hay directores que a través de sus películas rescatan canciones olvidadas y las llevan nuevamente a  la fama. Éste seria el caso, por ejemplo, de Quentin Tarantino que compone las bandas sonoras de sus películas con canciones geniales de poco renombre. Su caso más famoso es «Pulp Fiction» una gran película con una banda sonora excepcional: «Yoi Never Can Tell, Son of a Preacher Man o Miserlou» son algunas de sus grandes canciones. Pero recopilar éxitos no es una cualidad de un único director: películas como Trainspotting, Easy Rider o Los amos de Dogtown de temáticas poco populares se han convertido en cine de culto debido a su controversia y a sus estupendas bandas sonoras. 


Los casos de selección de canciones, o bandas sonoras creadas por compositores especializados en el campo son los más comunes. No obstante, a veces bandas o cantantes se prestan para una cinta. Los resultados no son siempre los mejores (a mí personalmente, una banda sonora creada por Cali & el Dandee me parece una buena invitación para no ver una película). Sin embargo, a veces, las cosas salen mucho mejor de lo esperado. Flash Gordon, por ejemplo, es una película extraña, extravagante y con unos efectos de chiste, que tal vez no sería tan amada y recordada si no fuera por su música: ¡La banda sonora es de Queen! ¿Y quién le diría que no a una película con canciones de Freddy Mercury?

Otras grandes obras del cine, cómo The  last Waltz, cuentan con música de grupos desaparecidos, cuyas fabulosas canciones parecen existir ya solo a través de la película. ¿Realmente alguien ha oído hablar de un grupo llamado The Band?
Por supuesto, no se me olvida mencionar el Graduado. La canción Mrs Robinson, ahora todo un clásico (que aparece en Forest Gump, otra gran banda sonora), fue escrita por Simon and Garfunkel especialmente para la ocasión. En mi opinión, habría resultado toda una desgracia para el mundo de la música (y para los amantes de Dustin Hoffman) que el film no hubiese llegado a estrenarse.

viernes, 19 de mayo de 2017

Ensayo corto sobre El Sueño De Una Noche De Verano, en inglés, of course!



Hola nois i noies,
Hello my fellow english speakers,
últimamente he estado hasta arriba de trabajo y examenes para la uni, y no he tenido tiempo para publicar gran cosa nueva. Entonces se me ocurrió: ¿Por qué no mostrar un poco de mis esfuerzos interpretativos? Para los que todavía no lo sepais, estudio literatura inglesa en Barcelona. Y hace poco escribí un ensayo sobre la comedia más famosa de William Shakespear (traducido: Guillermo Agitalanzas). Cuando me entregaron mi ensayo corregido y vi la estupenda nota que había sacado, se me ocurrió hacerle una foto. Así, podría pasarlo al ordenador, pulir un poco mis palabras, y compartir mi grandísima obra con el mundo. 
No, ahora en serio, yo siempre agradezco encontrarme con interpretaciónes, esquemas o críticas de las obras que me gustan. Por algo estoy subscrita en youtube a tantos vlogs literarios. Y se me ocurrió que a lo mejor a alguno de los lectores, mi pequeño aporte le sería de interés o utilidad. Así que aquí lo tenéis, y disfrutad.

P.D: Si, alguien me lo pide, tal vez traduzca el texto al español.