lunes, 21 de octubre de 2013

50 sombras de Grey, una crítica venenosa




 
La verdad, ¿por qué dar falsas esperanzas? Mejor ser sincera desde el principio, empezando por el título. Para aquellos que hayan leído "Cincuenta sombras de  Grey", ya sea el primer libro o la trilogía entera, puede o no haberles gustado. No voy a meterme con eso. Cada cual posee sus gustos y la diversidad es siempre bien recibida. Pero para aquellos que no lo han leído, mi consejo es: que no lo hagan. Si a pesar de todo alguien desea probar suerte, le recomiendo, en todo caso, que baje sus expectativas.
Dejemos las cosas claras: Ésta no es una gran obra literaria. Tampoco pretende ser lo. Es una novela erótica comercial y a pesar de la portada, y de que sea un best-seller, no pretende ser otra cosa. 
Sí habíais pensado regalársela a una hija o a una abuela quizá debaís pensároslo mejor. O quizá no, nunca se sabe.


La trama
La trama es simple: Anastasia Steel, una estudiante de literatura a punto de graduarse, tiene que entrevistar ,en nombre de su mejor amiga, al rico y exitoso empresario Christian Grey. Desde un inicio ella se siente atraída por él misterioso y apuesto hombre. La tensión sexual es palpable en sus encuentros y finalmente, el mismo Christian reconoce su deseo por ella. No obstante, Anastasia no se encuentra con el idilio que esperaba. Lejos de una relación romántica, Grey le ofrece una relación de amantes poco común: la de amo y sumisa. Así comienza una introducirla en el mundo del BDSM. Ante ella se abre un mundo de placer totalmente nuevo y desconocido, a la vez que una puerta a los horrores de un hombre atormentado por sus cincuenta sombras. Llega el momento de decidir hasta que punto está dispuesta a sufrir por el hombre al que ama.

Hasta aquí la historia podría parecer interesante, atrayente como mínimo y perfecta para mujeres cansadas de tanto chocolate y tan poco hombre. Y sí, no se lo voy a quitar, si lo que una busca se limita a las descripciones sexuales quedará bastante satisfecha, pues estas ocupan el 83% del libro (un 10% se dedica a la trama y el otro 7 a los agradecimientos).
Sin embargo, si espera encontrarse con gran cosa más a parte de mi resumen, me temo que se llevará una gran desilusión. Por que de hecho, esta es a groso modo toda la historia. Los personajes son planos. Una versión para adultos algo menos fantástica de los protagonistas de "Crepúsculo":

Los personajes son planos. Una versión para adultos algo menos fantástica de los protagonistas de "Crepúsculo".

Por un lado, tenemos a Anastasia Steel: de cabello castaño, al igual que Bella Swan (curiosa la cursilería excesiva en la elección de ambos nombres), y baja autoestima, es una joven que atrae a prácticamente cualquier hombre (Heterosexual o no. También atrae a animales y a muertos. En serio, ¿dónde puedo conseguir su colonia?Ah, no, que como son bellezas naturales, solo usan champú.). Además, como Anastasia es patosa, aprovecha y también atrae a las desgracias (¿Veis algún nuevo parecido? Aunque se entiende, por supuesto. Si no fuesen peligros andantes, probablemente sus amores no sabrían como mostrar su posesividad y preocupación hacia ellas).

Si recitase a los dioses griegos en lugar de repetir constantemente "¡Oh, dios mío!" la narración sería mucho más entretenida.
El caso es, que la historia es descrita desde la perspectiva de la chica, que supuestamente posee amplios conocimientos literarios y un gran vocabulario (Porque está licenciándose en literatura, ¿no?). No obstante, repite constantemente las mismas expresiones y palabras (Esto se empeora por una pésima traducción al español. Conseguirá que desees, que la protagonista se congele, con tal de que no se ruborice más. O que su madre sea asesinada para que no la llame tanto. O incluso que se cambie de religión. Si recitase a los dioses griegos en lugar de repetir constantemente "¡Oh, dios mío!" la narración sería mucho más entretenida).
Pero prosiguiendo con la descripción, Anastasia es virgen e inexperta.
Claro que desde el primer momento será una diosa del sexo capaz de batir el récord Guinness de orgasmos al minuto. A sí, ¿Se me olvidaba decirlo? Y al igual que en Crepúsculo esta perdida mente enamorada de un hombre a primera vista perfecto, mayor que ella y que en un principio parece rechazarla. Tan obsesionada está con su amor, que en el momento de la ruptura se deja ir prácticamente a la auto destrucción. Es pues, dependiente de su hombre, aunque se empeñe en fingir tener cierto carácter.

Si una mujer no lo mira embobada, es porque es ciega, y en tal caso se limitará a olerlo embobada.

El protagonista: Christian Grey es un hombre rico, inteligente y de éxito (evidentemente igual que Edward Cullen) terriblemente apuesto e irresistible (hasta tal punto que si una mujer no lo mira embobada, es porque es ciega, y en tal caso se limitará a olerlo embobada). Es fuerte, poderoso y muy, pero que muy territorial. Calmado, autodisciplinado, confiado, protege constantemente a su mujer, llevando su temor por su seguridad al extremo. Pretende comprarla con regalos caros, que ella por supuesto rechazará (de lo contrario el hombre se acabaría arruinando y entonces ya ninguna mujer lo querría).
Toca el piano, pilota un helicóptero, navega en velero, es un filántropo... Y aunque no lo ponga, estoy convencida de haber descubierto la verdad sobre él: ¡Es Batman!
Porque además, como todo chico malo y atractivo, tiene un pasado oscuro que mengua su autoestima y le vuelve frío e impenetrable (hasta que llega ella con esa gran... ¿personalidad? ¿No? Bueno, algo bueno debe de tener. Tal vez su piel sabe a brownie).

Un cuento de hadas en versión: cuando caperucita se dejó comer por el lobo.

En pocas palabras: otra vez la vieja historia que nos hace creer en el chico malo ultra atractivo que solo necesita a la elegida para volverse bueno sin dejar de ser irresistible. Un cuento de hadas en versión cuando caperucita se dejó comer por el lobo.
En cuanto a la saga "Crepúsculo", si algo bueno cabe decir de ella, es que la autora mejoraba un poco con cada libro que escribía. Tal vez siguiera siendo pura literatura hormonal, pero mejoraba. No se puede decir lo mismo de ésta trilogía.
Sí es cierto que se supera con cada nuevo episodio: se vuelve cada vez más empalagoso hasta convertirse en un producto 100% antidiabéticos (casi acabas prefiriendo a los Teletubbies).

Esta obra, es pues, celebre por lograr introducir los libros eróticos al mercado general. Ya no hay que esconderse para leer textos de mayores de 18. Ahora la gente lo hace hasta en el metro. Pero esto se debe más a una buena campaña de marketing que a otra cosa. No es cómo si no se hubieran escrito novelas de ésta índole antes. La literatura erótica es más antigua que la imprenta. Y aunque quizá muchos de sus autores dejen bastante que desear, seguro que hay obras mucho mejores a esta.
La literatura erótica es más antigua que la imprenta. 

Lo peor: La representación del mundo del BDSM. Aunque mi conocimiento sobre estás prácticas es bastante escaso, soy la primera en indicar, que cuando uno escribe sobre algo que no ha vivido, debería informarse previamente.
La visión que E.L.James da aquí sobre éste mundo es superficial, prejuiciosa e hiriente. Da la impresión, de que los únicos practicantes de este juego deben ser personas con grandes heridas, personas obsesionadas con pasados oscuros o perversas Mrs._Robinson. De ser así, los psicólogos tendrían la vida resuelta. Bastaría con que se situaran todos en línea recta delante de los clubes de BDSM y se dedicasen a repartir tarjetas. Seguro que entonces se reduciría el desempleo.

Los psicólogos tendrían la vida resuelta. Bastaría con que se situaran todos en línea recta delante de los clubes de BDSM y se dedicasen a repartir tarjetas. Seguro que entonces se reduciría el desempleo.

Si alguien por otro lado se interesa realmente por éste mundo y desea leer un buen libro al respecto, podría empezar con un autóctono: Lena Valenti es una escritora catalana cuya saga "Amos y Mazmorras" trata detenidamente el BDSM. Como bien indica al principio, su obra esta bien informada y explica con detalle y alejando los temores el mundo prohibido del saudomasoquísmo. Acercándolo al público y demostrando que se puede hacer de sumiso poseyendo carácter y de amo sin tener un pasado traumático. Si dejamos de banda el hecho de que es por decirlo de alguna manera "una gran americanada" (Es una pena que todo siempre tenga que pasar en Estados Unidos. Aunque eso nos haya salvado innumerables veces de ser invadidos por extraterrestres.), la trama en sí también es más entretenida: Cleo es una policía de Nueva Orleans que siempre quiso unirse a su hermana Leslie y el amigo de la infancia de esta, Lion, en el FBI, pero que a pesar de su talento aún no lo ha logrado. Cuando su hermana desaparece en una misión especial en un juego privado del BDSM, Cleo tendrá que adentrarse en éste mundo para rescatarla. No solo tendrá que enfrentarse a los malos, sino también a su entrenador y nuevo amo, Lion, al cual nunca ha soportado y por el cual siempre se sintió atraída.

Se puede hacer de sumiso poseyendo carácter y de amo sin tener un pasado traumático.

Para terminar: Si "Cincuenta sombras de Grey" tiene algo bueno, es que ha dado lugar a varias parodias la mar de divertidas:

Como fanática de té está es mi favorita. Sin él yo sí que no podría vivir.

Puntuación:

Mató al murciélago



3 comentarios:

  1. Ni falta me hizo leerlo para saber desde el vamos que iba a ser una parodia de la literatura erótica, ya nada más con la sinopsis y la triste historia de la chica virgen sumisa que se sacrifica ante el típico chico malo, tuve suficiente para saber que no quería ni olfatear el libro xD muy buena reseña!

    ResponderEliminar
  2. jAJAJA Me encantó tu resumen del libro. Yo no es que sea BDSM pero si que hay cosas de ese mundo que me gustan y cuando me medio contaron de que iba "50 sombras de Grey" y que todas decían que les gustaban esas cosas, me juré que no lo leería. Pero al empezar a leer tu reseña, no he podido parar. Me he reido mucho.
    Sigue así
    Besos

    <3

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu crítica, pero se te ha pasado algo importante. Dices "Si una mujer no lo mira embobada, es porque es ciega..." error!!! Si no lo mira embobada es que es lesbiana.

    "... se les acercan dos mujeres a las que no conocía de antes: Ros y Gwen, la vivaz rubita a la que Christian presenta como la compañera de Ros." "... es una de las pocas mujeres que he conocido que no está fascinada por él... bueno, el motivo es obvio".
    Alucinante.

    ResponderEliminar