viernes, 19 de diciembre de 2014

Las vacacciones de Navidad

Hola nois i noies,
Aquí me tenéis de nuevo después de otra gran desaparición (Esto se está convirtiendo ya en una triste costumbre). ¿Qué puedo decir en mi defensa? Es un poco de lo de siempre: Examenes, trabajos, la uni, los problemas económicos, la falta de tiempo o de ganas, el estrés...
También es cierto que me sentí un tanto apenada de la poca participación que ha habido con respecto a mi concurso :`(
¡Me habéis herido, chicos!
Aunque siendo francos, a mi bolsillo le va a sentir de maravilla tener solo un ganador. Por que dudo que en el día que queda os amontonéis a inscribiros, ¿cierto? Bueno, sea como sea, he ido a la copistería, y aquí tenéis el resultado en posters:
(La fotografía obviamente no es lo mío y los de la copistería aún no me han enviado el escaneado :( )



Y ahora, cambiando drásticamente de tema, vamos a hablas de lo que se nos avecina, ¿os parece?
¡Navidades! y regaaaalos... ¿Alguién más tiene una familia enorme y un presupuesto muy pequeño?
¿Alguién necesita ideas para regalos?


Ideas para regalos que salen bien... y otras que no tanto

 Empezaré por contaros que tengo bastante experiencia con esta terrible cosa llamada hacer regalos, y he probado un poco de todo.
Empecemos por lo típico: 

1. Comprar

Mala idea, si se me pregunta. Hay pocos regalos realmente baratos, y además, es muy difícil resultar personal cuando uno compra ropa o algo por el estilo.
De acuerdo, si te invitan a la boda de un conocido, le compras algo bonito y/o caro. Si quieres regalarle algo a toda tu familia, y entre primos, hermanos y tíos contáis más de 20... te quedas sin cuenta corriente. Por que claro, si le regalas algo a uno tienes que regalarselo a todos, y si no regalas nada... ¡Eres un avaro!

Por supuesto, hay excepciones: En fiestas de pre-navidad o año nuevo con mis amigos, me he encontrado con las ganas dar a todos alguna cosilla... y poco tiempo para prepararlo. Entonces bastaba una pasada por tiendas como "Tiger" y los chinos, comprar juegos ridículos de 1 y 2 euros, máscaras de carnaval... y voilà, todo el mundo feliz.
Otra buena idea, por ejemplo, es pasarse por una tienda de libros de segunda mano (en Barcelona hay con libros por 2 y 3 euros) y encontrar un ejemplar en buen estado para dedicar. Pero claro, eso solo funciona si conoces a esa persona íntimamente... y sabes que no va a tener ese libro.
Por eso repito que no es la mejor de las ideas.


2. Crear

 Aquí, amigos míos, es dónde radica el 90% de mi experiencia. Y debo decir que las cosas pueden salir o muy bien, o muy mal, y que realmente hay muuucho dónde elegir:


  1. Cocinar: Todo el mundo es feliz con el estómago lleno, ¿no? Bueno, pues este es el remedio para mis situaciones más desesperadas. Cuando realmente se me ha acabado el dinero, el tiempo y las ganas. Entonces, unas buenas galletas navideñas, Plätzchen o Spekulatius (galletas tradicionales alemanas) son suficientes para hacer feliz a toda la familia. Si a alguien le interesa, que lo escriba debajo y mañana puedo dejar las recetas de las galletas alemanas.
  2. Felicitaciones de navidad: Es la solución cuando todavía eres un niño, o quieres decorar un regalo de forma especial. Pero, o te lo curras mucho, y entonces gastas bastante tiempo, o el resultado va a ser bastante mierdecilla. ¡Por cierto! ¿os había contado que creo las felicitaciones Navideñas para la empresa en la que trabaja mi padre (INGETECSA)?
     
    Esta es la de este año, antes de los retoques y las letras en el ordenador, por supuesto. Y como os decía, cuesta un buen trabajo que queden bien.
     
  3.  Bisutería: ¿Se os da bien hacer pulseras, anillos, collares, pendientes? ¿Tenéis buena mano con esas cosas? Pues adelante. Aunque sea un regalo que solo funciona con las chicas, es algo que se agradece. Pero si sois mediocres como yo, ni lo intentéis. Las joyas durarán un mes antes de caerse o romperse, tardaréis siglos y se os perderán la mitad de las piezas en el proceso.
  4. Las tazas: Esta es un a idea que vi hace una semana en youtube y decidí ponerla a prueba. En principio parecía simple y barato: Compras las tazas blancas por un euro en el chino, buscas los rotuladores para pintar sobre ellas, y escribes toda clase de frases ingeniosas sobre ellas: "Una taza para conquistarlos a todos"/"El café es muy fuerte en él"....

    A la izquierda tenéis como debería quedar y a la derecha mi mejor resultado hasta ahora. La verdad, escribir estas cosas es mucho más difícil de lo que parece, y para colmo los rotuladores de la papelería son un asco.

  5. Escribir: Para aquellos como yo, que tengan palabras corriendoles por las venas esta puede ser una buena opción. Dos años seguidos escribí un libro en miniatura, en el que cada personaje tenía el nombre y las características de alguno de mis parientes. Tuvo mucho éxito y encantó a toda mi familia. El problema es, que apenas tenía tiempo para escribir esas historias, entre examenes y demás, y por tanto estaban plagadas de faltas de ortografía, la trama era de lo más simple, todos los personajes y las bromas planas... Y aunque mi familia los disfrutaba, yo no lo hacía especialmente. En cambio, cuando le escribí a mi profesora de piano un pequeño cuento inspirado en ella... De algún modo conseguí ilusionarme y apasionarme en mi trabajo. Por tanto, es algo con lo que hay que ir con cuidado. Si te lo tomas con prisas, va a ser un estrés del demonio, algo que seguro que nadie desea por navidades. Pero si te lo tomas con calma y tiempo puede salir muy bien. 


    6. Pintar: Lo reconozco, este es mi regalo favorito. No porque tenga resultados espectaculares, o porque se haga en un momento, de hecho, la mayor parte de las veces, ocurre todo lo contrario. Sin embargo, es uno de esos pocos regalos que se hacen sin estrés, con ilusión y dedicación y que es totalmente personal. Al final, ni siquiera importa si sale bien o mal.


    Este es mi resultado por ejemplo, con oleos (tienen la ventaja de que si te equivocas puedes pintar por encima, y la desventaja de que tardan siglos en secarse).

    Si tenéis más ideas que os hayan funcionado, estaré encantada de leerlas y comentarlas.
    ¡Suerte con vuestros regalos!

2 comentarios:

  1. ¡El póster ha quedado precioso! ^__^
    Y las ideas para los regalos hechos a mano geniales. Yo soy una negada total para las manualidades, soy demasiado impaciente y manos de mantequilla y todo acaba en desastre, así que siempre me toca apoquinar de mi bolsillo cuando hay que hacer regalos >_< Este año voy a arriesgar con un regalo hecho a mano, pero no sé que tal me saldrá XDD. Por si acaso sale mal compraré algo de regalo extra XD.

    ¡Fantástica la entrada, un beso enorme y sigue así! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en parte es cuestión de práctica, pero reconozco que yo la he cagado una cantidad de veces... :S Por eso al final siempre uso los oleos. Y los cuadros que me quedan mal, o los regalo o van a la cocina XD
      ¡Muchas gracias! Esta noche anunciaré a la ganadora XD pero necesitaré tu dirección para mandarte el poster.
      ¡Un besazo! ;)

      Eliminar