viernes, 24 de junio de 2016

Civil War: Comic VS Movie Parte I

La guerra entre súper héroes está aquí y debo intentar relatarla sin hacerle spoilers a nadie.
Seguro que mucha gente ya está un poco cansada de tantas películas de súper héroes. Después de todo, hemos pasado de tener una al año a seis. Este año, han salido Deadpool, Batman vs. Superman, Capitán América: Civil War, X-Men Apocalypse y todavía están por venir Suicide Squad y Doctor Strange.
Así que comprendo la frustración de los cine filos que no son fanáticos de los superhéroes. Pero como yo no soy uno de esos, os fastidiáis y escucháis mientras comparo uno de los volúmenes de comic más populares, con una de las películas de superhéroes con mejores críticas de los últimos tiempos.





Y por supuesto, os advierto de que va a haber "mayor spoiler".

He de remarcar que la película y la novela gráfica en el que está basada tienen poco en común. De modo que haré un resumen de ambos antes de comenzar mi crítica.

El comic


Civil War comienza en una ciudad de Connecticut, Estados Unidos, dónde unos personajes con súper poderes están grabando un reality show. por casualidad se encuentran con una casa en la que está teniendo lugar una reunión de poderosos súper villanos. Y en lugar de avisar a las autoridades competentes o a los vengadores, deciden capturarlos ellos mismos, a pesar de su falta de experiencia o sus escasas habilidades. Por desgracia, uno de los villanos utiliza su poder para crear una explosión, que acaba con más de 600 personas, incluido un colegio cercano.
Una de las madres de los fallecidos comienza una campaña legislativa, y convence a Iron Man de que la ayude, y así, se acaba creando la "ley de Registro de Superhumanos". Una ley que ordena que todos los súper humanos revelen su identidad secreta y trabajen para el gobierno. Los que incumplen la ordenanza son capturados por S.H.I.E.L.D. y los superhéroes que trabajan ahora para el gobierno, y enviados a una prisión impenetrable en la zona negativa del espacio. Así comienza una batalla entre los "Vengadores Secretos" y los nuevos "funcionarios del gobierno", en la que participan desde los X-Men hasta los 4 Fantásticos.



La película

En la película de Capitán América: Civil War, los Vengadores persiguen a un agente de HYDRA por Nigeria, que ha robado un maletín con suero de súper soldado. Cuando este le lanza a Capitán América un chaleco bomba la Bruja Escarlata hace cuanto puede para alejarlo y retener la explosión, pero sin querer acaba destruyendo un edificio.
El caos y las muertes, llevan a muchos países mundiales a unirse para hacer un tratado que fuerce a los súper héroes a trabajar para los gobiernos del mundo o retirarse. Estos son llamados los tratados de Sokovia, dado que se basan en las horribles muertes causadas en la película anterior: Vengadores, la era de Ultron.
Mientras los Vengadores se dividen entre que decisión tomar, la ONU se reúne para terminar de acordar los tratados. El rey de Wakanda está dando su discurso de apertura, cuando un camión explota y causa su muerte. Después, las cámaras de vigilancia señalan al Soldado de Invierno, Bucky, el viejo amigo de Capitán América, como el culpable.
Así, se forman los dos bandos: El de Capitán América, que no está de acuerdo con la nueva legislación, cree que su amigo es inocente e intenta desentrañar un posible complot, y el de Iron Man, que lucha por evitar más muertes y destrucción, y desea cumplir la ley, capturando al culpable.


¡Que comience el combate! :

Aunque cómic y película tienen muchas diferencias, también hay mucho que los une: Una desgracia causada por una explosión, lleva a que se creen unas nuevas leyes, para que los superhéroes trabajen para el gobierno. Los súper humanos se ven forzados a tomar bando. Los líderes de los dos grupos son Capitán América e Iron Man respectivamente, y algunos súper son reclutados o cambian de bando a lo largo de la historia. Para la comparación me voy a centrar en esos aspectos principalmente.

Y voy a dejar algo claro: Civil War, la serie de cómics no me gustó. Yo soy una ávida lectora de novelas gráficas y por lo general disfruto con todo tipo de géneros y cambios en trama o historia. Pero aquí me encontré con que la premisa tenía poco sentido, los personajes principales eran odiosos, y en general el autor parecía no entender las personalidades de Capitán América e Iron Man, y en su lugar decidía cambiarlas para que encajaran en su guión.

Los personajes principales


Steve Rogers es un patriota de más de cien años de edad. Ha trabajado para el ejercito, S.H.I.E.L.D. y el gobierno estadounidense, y su identidad secreta no es un gran misterio. Él es el epítome del buen soldado, un hombre noble, estoico, que cumple ordenes pero solo lucha cuando no hay otra opción. Y sin embargo, en el cómic no tarda ni dos segundos en volverse contra su gobierno y crear un bando para luchar como renegados.

Tony Stark es un playboy, multimillonario, genio, filántropo y constructor de armas que no se doblega ante nadie. Es un liberal con sentido de la justicia, pero que con frecuencia se niega a trabajar para el gobierno, desobedece las leyes y corre riesgos innecesarios. Es sincero, sarcástico y no le importa herir sentimientos ajenos con tal de remarcar lo que él considera la verdad. Y este hombre, crítico de la sociedad y los gobiernos, ¿acepta firmar y apoyar una ley que obliga todos los superhéroes a cumplir ordenes a ciegas, encerrar a sus amigos si se resisten, y obligarles a mostrar sus identidades cuando eso podría causar la muerte de sus seres queridos?

 En la película en cambio se elabora mejor y se muestra más lo que lleva a ambos personajes a tomar estas decisiones: Steve Rogers descubrió en Capitán América: El soldado de Invierno, que S.H.I.E.L.D. la organización gubernamental para la que había estado trabajando, había sido infiltrada por HYDRA, su mayor enemigo. Con la vida de su mejor amigo en riesgo, el recuerdo de la manipulación de los malos en el gobierno, y sabiendo que una ley semejante les reduciría la capacidad de movimiento, es comprensible que rechace el tratado y en lugar de retirarse actúe para salvar a Bucky.
Tony Stark ha tenido muy malas experiencias a lo largo de sus películas, haciéndole más consciente de las perdidas y llenándole de sentimientos de culpabilidad. Pepper le ha dejado por un tiempo, debido a Iron Man, y cuando una mujer se le acerca (igual que en el cómic) para hablarle de su hijo muerto a causa de una batalla de superhéroes, le asaltan las dudas. Entonces se encuentra con una solución más que aceptable: Dejar que las Naciones Unidas decidan en que misiones se les permite trabajar y en cuales no. De este modo, la responsabilidad de los actos no recae únicamente sobre ellos, y con ayuda del gobierno local pueden evacuar la zona con antelación, salvar más vidas...


 La ley contra los superhéroes:

En el cómic la "ley de Registro de Superhumanos" tal como es expuesta, es muy restrictiva y nada razonable: En ella se ordena a todos los superhumanos que revelen sus identidades secretas y o bien ae retiren o trabajen para el gobierno. De lo contrario, serán detenidos y encarcelados de por vida.
He aquí los problemas con esta ley: 1. Revelar la identidad secreta ante el público entero supone delatarse también ante enemigos y arriesgar la vida de familiares y conocidos. 2. Trabajar para un único gobierno, representaría convertirse en un soldado o arma de este. Si un dictador llegase al poder y ordenase la destrucción de otro país, tendría a un montón de superhéroes bajo su mando y control. 3. Por un delito menor (ningún asesinato, ningún robo o violación) la condena supone la reclusión de por vida. Cualquier defensor de los derechos civiles protestaría ante semejante ley.
Por último, se podría hacer una ley mucho más sencilla, en la que la identidad secreta fuese solo revelada a los altos cargos del gobierno, y como mínimo uno de estos problemas sería resuelto.
Es muy extraño que yo haya llegado a esta conclusión y genios científicos como Tony Stark, Reed Richards o Hank Pim no lo hagan.
En la película la ley es mundial, abarcando más de cien países y con menos restricciones: 1. Los vengadores no tienen que revelar sus identidades secretas, porque no tienen. 2. Tan poco tienen una gran cantidad de seres queridos a proteger, (Tony tiene a Pepper, Thor a Jane y Halcón a su familia, pero los tres tienen formas de mantenerlos a salvo). 3. Con una coalición de gobiernos dirigiéndoles, corren menos riesgo de ser controlados con fines bélicos o de poder.
Sin embargo, la pena por  incumplir el tratado de Seckovia sigue siendo una encarcelación aparentemente de por vida, y la coalición de países también supone que tardarían mucho tiempo en tomar decisiones, y por tanto los Vengadores podrían no ser llamados a la acción hasta que fuese demasiado tarde.




Este no es el final, todavía me queda por comparar personajes secundarios, el combate y el desenlace. Pero he decidido dejarlo para otra ocasión, dado que la entrada se está haciendo muy larga, y prefiero esperar a que todo el mundo se haya leído el cómic o visto la película, si eso desean hacer.

2 comentarios:

  1. Hola!
    Gracias por tu reseña, muy interesante, espero que la película sea igual de buena que el comic, veremos =)

    Hola !
    Aún no lo he leído, espero que este bueno, muchas gracias por la reseña :)

    Aquí me quedo, te sigo!

    Me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :).

    saludos nos leemos!!

    ResponderEliminar